Está mi servidor hosting caído o son problemas de mi conexión a Internet?

Primero vamos a ver los tres casos más frecuentes por los cuales nuestro sitio puede aparecer como offline:

 

 Problemas en el Servidor Hosting

Existe la posibilidad de que el servidor efectivamente esté caído, ya sea un fallo del sistema parcial, total o bien un problema de red. También es posible que el servidor web (ejemplo Apache o Nginx) no esté funcionando debidamente, lo cual podría provocar que nuestro sitio se vea offline aunque el servidor esté online.

 

 Problemas en la PC o Red del Usuario

También es frecuente que el problema se origine en la PC o red del usuario. Si se trata de un fallo de parte del proveedor de Internet, por lo general se arregla en un par de horas a más tardar, pero si el problema está en la PC del usuario hay que verificar que no existan cortafuegos o antivirus que puedan estar bloqueando el ingreso al sitio.

 

 El usuario fue bloqueado por el firewall del servidor

Sin dudas es el más frecuente de los tres casos. Muchas veces si un usuario reporta que no puede ingresar a su sitio web o a su correo, existe la posibilidad de que haya sido bloqueado por el servidor.

Los servidores que disponen de un firewall pueden bloquear una IP que por ejemplo esté realizando requests maliciosas o que tenga muchos intentos fallidos de acceso a determinado sistema (ejemplo cPanel, correo, etc.).

En este último caso, es muy común que al usar datos de login incorrectos en reiteradas ocasiones el sistema bloquee nuestra IP, lo cual hará que no podamos establecer conexión con el servidor ni con los sitios alojados en él.

 

Está mi servidor hosting caído o son problemas de mi conexión a Internet?

Primero que nada debemos diagnosticar cuál es el problema que nos afecta. Si nuestro sitio no carga, lo primero que hay que ser es intentar ingresar a otro sitio, ejemplo google.comfacebook.com, etc.

Si otro sitio sí carga, entonces muy probablemente haya un problema en el servidor o bien, fuimos bloqueados por el servidor. Por el contrario, sí otro sitio tampoco carga, entonces es bastante probable que el problema esté en nuestra conexión, en cuyo caso debemos comunicarnos con el proveedor de Internet.

Si todo indica que hay un problema en el server, entonces debemos comunicarnos con nuestro proveedor de hosting, quien nos dirá si efectivamente existe algún fallo en la red del data center, hay un problema en el servidor o bien, hemos sido bloqueados por el firewall.

Algo que siempre podemos hacer para verificar si un sitio funciona bien es cargarlo desde otro lugar, para lo cual existen online diversas herramientas como DownForEveryoneOrJustMe y Host-Tracker. Ambas herramientas probarán la carga de nuestro sitio desde distintos servidores alrededor del mundo y nos indicarán cómo responde.

Si ambas también lo muestran totalmente online, es porque debe haber algún problema en el servidor o en la red del data center. Por el contrario si lo muestran online, puede que haya un problema en nuestra PC o quizá hemos sido bloqueado por el firewall.

Cabe mencionar también que los mensajes de error de un sitio nos dan fuertes pistas sobre lo que está ocurriendo. Por ejemplo un error 403 suele indicar que falta configurar permisos en el sitio o bien que el sitio no tiene contenido alguno. Otros como el error 404 y el error 500 aparecen cuando hay algún problema del lado del servidor o una de las configuraciones del sitio no es compatible al 100% con el server.

Si ves que tu sitio está fuera de línea, entonces comienza probando si no se trata de un problema local, y cuando descartes eso entonces contacta a tu proveedor o realiza una verificación usando herramientas online como las que mencionábamos.

Además, si has hecho algún cambio en el sitio y crees que has provocado un fallo en él que lo ha dejado offline, entonces los errores que muestre la página te pueden ayudar buscar el origen del problema.

 

En Conclusión

Como hemos visto, existen distintas razones por las cuales un sitio puede aparecer offline. Las más comunes incluyen problemas en el servidor (ya sea hardware o software), problemas en nuestra conexión a Internet o PC y los bloqueos por parte del firewall del servidor.

Una vez hemos comprobado que nuestra conexión funciona bien, enseguida debemos comunicarnos con el proveedor de hosting para que verifique si hay algún problema.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *